Coordinar las lenguas o cómo empezar un proyecto lingüístico de centro.

Las compañeras y compañeros de lengua inglesa de nuestro centro están dando unos pasos muy importantes hacia lo que se supone que debemos hacer para conformar un proyecto lingüístico de centro.

Uno de estos pasos consiste en preguntarnos qué hacemos en cada una de las áreas y cómo lo hacemos. Es decir, qué contenidos lingüísticos desarrollamos y cómo trabajamos para que estos vayan formando parte del  buen uso de la lengua de nuestro alumnado.

Esto que parece una obviedad, a veces resulta dificultoso de acometer. Por otro lado, es importante tener definida una línea de trabajo, si no, podemos caer en lograr coordinar temas y cuestiones aledañas o estéticas y no dejar tiempo a lo fundamental, que es la metodología y los criterios de selección de los recursos que vamos a utilizar. Tanto lo uno como lo otro (la metodología y los criterios) forman parte de la concepción que tengamos de la enseñanza y del aprendizaje. Por lo tanto, depende de si compartimos una formación sobre los principios más basicos de aprendizaje y sobre la didáctica en general y de manera específica, de la lengua.

El pasado martes asistimos a una segunda reunión: Marisa, Cristian, Laura, Yolanda y yo. Marisa y Cristian, dan literacy, en 4º de primaria; Laura, literacy y lengua castellana, Yolanda es colaboradora british en infantil y yo trabajo en infantil y primaria. Este grupo variado ha empezado a compartir algunos aspectos, tales como:

  • Si no utilizamos libro de texto, con el currículum delante, vamos a prever el tratamiento del mismo a través de los álbumes ilustrados, poesía, microrrelatos y de los cuentos tradicionales.
  • Acordamos criterios de selección, como: potencial didáctico, calidad textual, calidad de las ilustraciones, autores reconocidos, contraste de la valía de los textos, editoriales con buena trayectoria y/o consulta a personal especializado en caso de duda.
  • El primer paso es aprender a analizar el texto en función de las demanadas curriculares. Es decir, consideramos muy importante ver qué aspectos lingüísticos sobresalen en el texto para poder incidir en el aula, con nuestro alumnado.
  • Finalmente, aclaramos la importancia de manejar el gusto por la lectura a la vez que se aprende lengua, tal es la valía de las propuestas globalizadas.

Llegados a este punto, vimos oportuno ver ejemplos de buenas prácticas llevadas por Yolanda e Inma en infantil, en inglés o por el equipo de maestras de infantil, en castellano ( Daniela, Cristina, Maribel, Arancha,  Esther y Diana) cuyo buen trabajo se sustenta en este tipo de prácticas.

Se acuerda empezar a trabajar en esta línea. Dejamos para una segunda reunión estas cuestiones:

  • Cómo hemos seleccionado, el qué y por qué.
  • Cómo hemos inciado las sesiones de trabajo en el aula y cómo las desarrollamos.
  • En qué tareas se ven reflejadas las demandas curriculares.

Estas reflexiones sobre la práctica son muy útiles para validar la metodología y acordar aspectos que queden reflejados en un proyecto que sirva para todos y todas, el profesorado nuevo y el antiguo.

El próximo día, más y mejor.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Coordinar las lenguas o cómo empezar un proyecto lingüístico de centro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s