No es una caja

La actividad a la que me he referido en la anterior entrada resultó ser muy productiva para las familias y muy divertida para los niños. La conversación y formación que llevamos a cabo en estos encuentros suele ser breve y concisa porque los niños esperan a que hagamos algo: leer. Así que unos días antes dejamos una pista en la entrada del cole.

IMG_0473

Tal y como hemos dicho, nuestra intención era dar a conocer dónde se hallaban las matemáticas y cómo podríamos tratarlo con los niños.

El propósito era que todos viésemos que las matemáticas están en muchas más situaciones de las que pensamos y que las familias simplemente, deben leer y hablar con los niños de las lecturas vinculadas a nuestras experiencias.

No es una caja es un libro muy acertado para todas las edades: además de la propuesta de imitar y prolongar el ejercicio de imaginación del conejo (construyendo más inventos), en las aulas, hay posibilidades de trabajar el lenguaje escrito: la enumeración o el listado que aparece aludiendo a los inventos o juguetes que recrea el conejo, lo paradójico del nombre dado  con la perífrasis “es mi no es una caja”, la tipografía unida a una supuesta  entonación, así como toda la información que recogemos de la autora, editorial y demás información de la cubierta y contracubierta.

Para el grupito que disfrutamos de la tarde, Miriam y Marta leyeron el cuento y ambientaron el espacio, como siempre, muy bien: con música y buena entonación lectora. Después, las familias ayudaron a los niños a hacer realidad su proyecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s